Guía: cómo empezar un negocio online de impresión 3D

Plataformas e-commerce

Emprender un negocio de impresión 3D puede ser una tarea complicada por los conocimientos que requiere y el dinero que hay que invertir en él. Por otro lado, parece que lo más complejo de poner en marcha un negocio online de impresión 3D, es empezar por elegir una plataforma e-commerce o por cómo diseñar ésta. Pero, tranquilos/as porque este artículo os será de ayuda para lo que queréis realizar.

A continuación, os ofrecemos nuestra guía sobre cómo empezar un negocio online de impresión 3D.

1.- Elegir nicho

Aunque nos encontremos en un mercado muy específico, como es el de la impresión 3D, tendremos que elegir un nicho concreto: B2B, B2C, venta de impresoras, servicio de impresión, venta de accesorios de impresoras, etc. Dentro de este sector, encontramos algún que otro nicho interesante, así que tendréis que estudiar bien qué es lo que queréis hacer.

Por otro lado, haced un estudio de mercado porque tenéis que saber si el proyecto es viable o si no sirve para nada. Este es el primer paso de todos, ya que tenéis que trabajar sobre un negocio viable.

2.- Establece tu precio mínimo

Este método consiste en establecer un precio mínimo por cada producto que vendamos. Se trata de ponerse en una situación “mala” para conocer cómo iría la empresa de ser así. Sabiendo el precio mínimo que podemos manejar generando beneficios, si este sigue siendo alto para los consumidores, quizás este negocio no sea rentable.

Cuidado con no cometer errores de ningún tipo aquí porque es clave conocer al 100% nuestro precio mínimo. Si podemos seguir bajando sin perder dinero, significa que el precio mínimo no está bien fijado.

3.- Adquiere impresoras 3D

Como empresa que se dedica a la impresión 3D, lo lógico es adquirir o alquilar nuestras propias impresoras 3D, salvo que queramos subcontratar a otras empresas, aunque dudo que esto os salga rentable. No podemos comprar impresoras entusiastas o para uso personal, ya que necesitamos unas prestaciones mínimas, así que nos toca ir a las impresoras profesionales.

El coste de una impresora 3D de este tipo nos puede salir por unos 500€, aproximadamente. La inversión fuerte está aquí, debido a que necesitaremos varias para despachar correctamente los pedidos porque estas máquinas no funcionan a destajo, sino que son algo lentas.

Obviamente, si nos vamos a una impresora de 3000€ no va a ser lenta, todo depende de en qué gamas o en qué rangos de dinero nos movamos. Lo que más les importa a los clientes es la calidad de impresión y su precisión. Si priorizáis en esos 2 aspectos, mucho mejor.

4.- Construir nuestra tienda online

Con todos los activos en nuestro poder, nos tocará montar una tienda online para ofrecer nuestros servicios globalmente o de forma nacional, como queráis. Para no complicarnos mucho, lo ideal es elegir una plataforma e-commerce, en la cual montaremos nuestra tienda online de forma rápida, sencilla y con un soporte técnico detrás.

Existen muchas alternativas u opciones viables; entre éstas, podéis elegir a Shopify, Magento, BigCommerce o Squarspace, por ejemplo. Existen muchas más, pero las principales son las mencionadas, aunque debéis mirar la disponibilidad de idiomas, como saber si prestan servicio en vuestro país.

Como consejo personal, si no tenéis mucha idea sobre tiendas online, lo mejor que podéis hacer es escoger entre Shopify, BigCommerce o Squarspace ¿Por qué? Porque son de las pocas plataformas que permiten la sincronización entre una tienda física y una tienda online. Seguramente, hayáis pensado en tener una tienda física ¿Verdad? Pues, las plataformas que os recomendamos dan solución a ello.

Si no sabéis qué tipo de plantilla es recomendable o cómo queréis organizar vuestra tienda online, lo mejor que podéis hacer es inspiraros en la competencia ¡Siempre sin plagiar!

5.- Clientes

Si sabemos desenvolvernos en internet, podremos ganar clientes en poco tiempo, ya que la impresión 3D es un nicho que no está saturado. Dicho esto, tendréis que empezar a trabajar vuestra propia clientela y buscarla por todos los rincones ¿Cómo hacerlo? A través de las redes sociales y el posicionamiento SEO y SEM.

  • En las redes sociales, emprenderemos campañas de publicidad para colocarnos en las Timelines de los usuarios y hacernos más visibles. Además, podemos fidelizar clientes a través de comentarios o interacciones que tengamos con ellos.
  • Posicionamiento SEO. Se trata de posicionamiento orgánico, que consiste en posicionar nuestra página web en las búsquedas que hagan los usuarios en Google. El SEO nos dará visibilidad para que los usuarios nos encuentren antes, ya que, si no practicamos SEO, no nos encontrarán.

6.- Automatiza tu “granja” de impresoras

Si sincronizamos bien el trabajo de nuestras impresoras, podemos automatizarlo, consiguiendo que trabajen ellas solas. Esto es imprescindible porque, de esta manera, ordenaremos mejor el trabajo, sabremos qué máquina está imprimiendo un pedido determinado, como el estado de éste.

Existe software, apps o programas para este cometido, como es Astroprint, pudiendo vigilar nuestras impresoras vía cámara. Los profesionales que se dedican a la impresión 3D suelen utilizar Astroprint, debido a que es uno de los más intuitivos y que mejor funcionan.

Hasta aquí nuestra guía sobre montar un negocio online de impresión 3D ¿Qué etapa del proceso es más compleja para vosotros? ¿Os animaríais a invertir en este modelo de negocio?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *