La guía de compra de impresoras 3D de 2019

compra de impresoras 3D

Comprar una impresora 3D es más difícil de lo se cree, ya que no se trata, únicamente, de entrar en una página web y comprar una. Debemos saber dónde compramos, qué tipo de impresora 3D vamos a adquirir y qué podemos hacer con ella. Aunque parezca que sólo son 3 cosas, son muchas más, por eso os traemos la guía de compra de impresoras 3D de 2019.

¡Arrancamos!

1.- ¿Quieres una impresora 3D?

Esto es lo primero que hay uno/a debe pensar cuando va a comprar una impresora 3D. No se trata de un producto barato o económico, por lo que hay que estar 100% seguros de que nos puede gustar mucho y de que vamos a darle uso. Contemplamos dos escenarios:

  • Si sois principiantes, probablemente deberíais probar una impresora 3D antes de comprarla. Para ello, podéis contactar con algún amigo que tenga una, o ir a un sitio físico en el que haya impresoras 3D disponibles para usar. Debéis saber que hay impresoras que requieren un montaje, el cual no es sencillo y es vital para que funcione correctamente.
  • Si sólo queréis imprimir de vez en cuando, quizás, la solución no sea comprar una impresora, sino solicitar a una empresa la impresión de un modelo digital o acudir a un servicio de impresión 3D concreto.

 

2.- ¿Qué tipo de impresora necesito?

Si, después de leer el anterior punto, seguís queriendo una, tendréis que saber qué tipo de aparato necesitáis ¿No? Pues bien, existen diferentes gamas de impresoras 3D con la intención de atender a públicos diferentes. Podemos considerar como “particulares” las impresoras que vayan desde las gamas más bajas, hasta la gama media, teniendo a las impresoras 3D de gama alta como profesionales o entusiastas.

En el caso de que estéis preguntándoos qué tipo de impresora necesitáis, necesitaréis una personal, ya que no os haríais esa pregunta si tuvieseis conocimientos avanzados o fuerais muy exigentes.

Las impresoras 3D parten desde los 100€. En el caso de querer una particular, llegarían hasta los 500-600€. Si, por el contrario, queremos una profesional, tendremos que irnos a los pasados 1000€.

3.- ¿Con qué impresora empiezo?

El método de impresión 3D más común del mundo es el FDM. Básicamente, se trata de un filamento termoplástico que se calienta y se construye con una cabeza de impresión que deposita el plástico que se ha moldeado en las coordenadas X-Y. Se suele indicar estas impresoras para pequeñas empresas o le sector educativo, ya que puede usar muchos materiales y combinar resultados.

Por otro lado, encontramos las impresoras 3D que usan la SLA. Su funcionamiento es más complejo, consiste en exponer una capa de resina líquida ante un láser UV que convierte la resina en sólida. Todo el proceso de impresión se precede de capa tras capa, hasta construir el objeto final.

Este tipo de impresora es el más complicado de usar, como el que mayor calidad de acabado puede conseguir. Como es lógico, no está recomendado para principiantes, ni para quienes compren una impresora 3D personal por afición. Sólo se aconseja su compra a profesionales que sepan utilizarlas o a empresas.

4.- ¿Dónde la compro?

Podemos comprar nuestra impresora 3D en muchísimas tiendas o Marketplaces, como son los que os mostramos a continuación:

  • Su magnífico servicio de atención al cliente, logística y precios competitivos, nos incitarán a comprar en esta plataforma la que será nuestra impresora 3D. Sin embargo, en este caso, las impresoras 3D no las vamos a encontrar más baratas que en otros lugares, incluso al revés. Lo más importante, es que podemos comprar impresoras 3D chinas de forma sencilla, sin tener que irnos a AliExpress.

 

 

  • Conocida por su logística mundial y sus precios súper bajos, se trata de la competencia directa de Amazon en el mundo de los Marketplaces. La compra de una impresora 3D en esta web es una aventura porque depende de muchos factores:
    • Reputación de los vendedores.
    • Problemas en el transcurso del envío.
    • Mal servicio postventa.
    • Envíos muy largos (más de 30 días).
    • Aduanas y aranceles.
  • Se trata de otro portal chino que funciona de forma parecida a AliExpress. Su catálogo se centra en la tecnología, así que todas las impresoras 3D chinas las encontraremos en su plataforma. Su política de devoluciones no es muy recomendable y sus envíos son como los de AliExpress.
  • En este caso, es una empresa estadounidense que vende cualquier cosa que tiene que ver con la impresión 3D. Tienen una reputación bastante buena y ofrecen envío gratuito por todo Estados Unidos. Tenemos 30 días para devolver la impresora sin problemas. No gusta tanto el tema aduanas, ya que compramos a Estados Unidos.
  • Esta empresa americana no se caracteriza por vender a precios bajos, sino que es conocida por la cantidad de accesorios y tecnología 3D que vende. Hay que destacar su servicio postventa, el cual es formidable. Por otro lado, la política de devoluciones es bastante mala porque se ponen muy “tiquismiquis” con las devoluciones.

Esperamos que esta guía os sirva para saber qué es lo que necesitáis, como para orientaros sobre dónde comprar un producto de estas características o qué cosas tener en cuenta para ello.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *