Las 5 ideas de negocio con impresoras 3D

Ideas de negocio con impresoras 3d

Todo negocio está marcado con la tecnología que se usa para llevarlo a cabo, por ello siempre vemos a las grandes empresas con lo último en sus establecimientos. Las impresoras 3D no sirven para cualquier tipo de negocio, pero está claro que hay muchos oficios en los que se han convertido en una herramienta esencial de trabajo, por lo que han surgido muchas ideas de negocio con impresoras 3D.

Así que, más abajo podéis encontrar las 5 ideas de negocio con impresoras 3D que mejor están funcionando en la actualidad ¿Las quieres conocer?

1.- Laboratorios

Los laboratorios siempre han estado rodeados de máquinas muy caras y profesionales que ayudaban a reducir el tiempo de los procesos y a conseguir innovar en la industria farmacéutica, como en el sector al que estaban destinado. La aparición de las impresoras 3D ha supuesto un cambio en la dinámica de trabajo de los laboratorios, llegando a tener menos máquinas, y más impresoras.

Es cierto que las impresoras pueden crear objetos 3D, únicamente, pero los avances en el sector de la ciencia han sido posibles gracias a estas máquinas. Esto es debido a que son muchas las instituciones médicas que han creado órganos totalmente funcionales a través de impresoras 3D.

Por tanto, si estabas pensando en crear un laboratorio, debes contemplar la existencia y funcionalidad de estos dispositivos porque funcionan realmente bien y su resultado es positivo.

Por último, decir que existen muchos tipos de laboratorios, no tienen por qué ser farmacéuticos, sino que pueden ser centros de trabajo I+D, por ejemplo. Especialmente, el mundo de la ingeniería se ha visto beneficiado por la aparición de las impresoras 3D; de hecho, son los mismos ingenieros los que las desarrollan.

2.- Industria

La industria se ha visto increíblemente beneficiada por la aparición de estas herramientas porque sus procesos productivos, por culpa de la demanda, deben acelerarse. En este sentido, la creación de piezas o partes sustitutivas de productos ya creados, son un engorro para cualquier empresa, ya que tienen que destinar cierta parte de la producción a las reparaciones.

Sin embargo, las impresoras 3D son capaces de trabajar con la gran mayoría de materiales que se usan en las fábricas. Por ello, y gracias a la precisión y la calidad de sus resultados, es posible utilizar estas máquinas para este fin porque las impresoras de este tipo son capaces de crear réplicas exactas a los objetos reales.

Además, ahora es posible personalizar ciertas partes u objetos a petición de los clientes, sin tener que terminar el trabajo en largos plazos. Gracias a las impresoras 3D, es posible personalizar los productos como queramos, simplemente tenemos que meter el modelo digital e imprimirlo.

Algo que no he mencionado antes, es que las impresoras 3D que necesitaremos para este tipo de negocios, son profesionales. Esto se traduce a mucho dinero, hablando en claro, una impresora 3D profesional nos puede costar entre $2,000 y $10,000.

3.- Negocio de artículos personalizables

Cogiendo como idea lo que hablábamos en el apartado anterior, los consumidores, cada vez más, buscan productos que no tengan nadie, buscan ser diferente y llevar cosas únicas. Para ello, se pueden hacer dos cosas: pagar exclusividad o comprar algo personalizable. Lo último, aunque no lo creáis, da más garantías de llevar algo único y es más barato.

Las impresoras 3D pueden imprimir objetos con los materiales de construcción más usados, como es el metal, el plástico, cobre, etc. Pensad en una tienda de carcasas para móviles en las que podamos personalizar nuestra carcasa y tenerla lista en 1 ó 2 horas. Si contamos con las máquinas precisas, puede que, incluso, menos.

Podemos ir mucho más allá y pensar a lo grande, como en piezas de recambios para coches, por ejemplo. Se trata de personalizar al máximo nuestro coche, algo que se estila mucho en el sector del automóvil.

De hecho, sin salirnos del sector automovilístico, podemos fabricar piezas que ya no existen o se han dejado de fabricar, lo que puede ser un negocio de éxito. Pensad en una cosa ¿Qué ocurre si necesitamos una pieza que no encontramos ni en los desguaces porque se ha dejado de fabricar? ¿Nos quedamos sin ella? Con una impresora 3D damos solución a ello.

4.- Ingeniería

Existen diversos estudios de ingeniería en la que investigan nuevos avances a través de estas máquinas. Es clave saber usarlas y conocer todos los entresijos de las impresoras 3D, cosa que no es nada fácil. No obstante, hay que decir que existe una gran demanda de asesoramiento sobre impresoras 3D por parte de grandes empresas. Las razones son las que hemos mencionado antes.

Un estudio de ingeniería en el que se investigue y asesore a otras empresas o personas sobre las impresoras 3D es una gran idea de negocio, aunque tenga muchos requisitos por en medio.

5.- Venta de impresoras 3D

Por último, tenemos el negocio más lógico, tradicional y sencillo que podemos ejercer: vender impresoras 3D, ya sea en físico o por internet, o en ambos lugares. Actualmente, existen poquísimas tiendas online de este tipo, resumiendo la oferta en un par de tiendas nacionales (en España) y Marketplace como Gearbest, AliExpress y Amazon.

Estaría bien montar un e-commerce en el que se venda máquinas de este tipo, accesorios o cualquier tipo de artículo relacionado con la impresión 3D. Si hay que elegir un momento, diría que ahora es el mejor por la escasa competencia. El día de mañana puede que sea tarde y se trate de un mercado muy saturado.

Leer más sobre e-commerce de impresion 3d

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *