Las 8 innovaciones que ha hecho posible la impresión 3D

impresión 3D

Las impresoras 3D no son sólo máquinas que crean objetos reales a través de un modelo digital, sino que son herramientas usadas para innovar en otros sectores. Nadie podía pensar que tras una innovación estarían escondidas muchas más. Por ello, hemos decidido mostraros las 8 innovaciones que ha hecho posible la impresión 3D a lo largo de su trayectoria.

Así que, poneros cómodos porque puede que innovéis vosotros el día de mañana gracias a estas herramientas.

1.- Prótesis

Las prótesis siempre han sido unos productos caros, los cuales no podían adquirirse en cualquier lado. En este aspecto, las impresoras 3D han logrado cambiar el curso de este sector, ya que ahora es posible imprimir una prótesis sin tener que gastarnos mucho dinero. Estos productos eran complicados de fabricar, ya que suelen ser personalizados para personas específicas.

La comunidad de impresión 3D no tardó en organizarse y empezó a trabajar en modelos digitales para imprimir prótesis para cada parte del cuerpo humano. Brazos, piernas, pies, manos… estábamos ante una revolución total que era una noticia fantástica para el sector médico.

La innovación no sólo era crear esta posibilidad, sino que empezaron a mejorar a las prótesis actuales, construyendo productos más ligeros, robustos y manejables. Gracias a la impresión 3D, ingenieros, fisioterapeutas y médicos han trabajado conjuntamente para llevarlo a cabo.

 

2.- Implantes

Con la evolución de las impresoras 3D, ha sido posible empezar a imprimir objetos con distintos materiales de construcción, como es el metal. Sin embargo, existen ciertas partes que son difíciles de replicar, ya que están hechas de materiales difíciles de conseguir, como era el caso de los dientes de la boca.

Sin embargo, no hay nada que pare a esta tecnología porque ya es posible imprimir implantes dentales para personas. Se trata de un avance que ha requerido lo más exigente para las impresoras 3D: precisión y calidad.

3.- Producción personalizada

Antes era muy complicado conseguir la fabricación de una pieza concreta o con unas medidas determinadas. De hecho, dependiendo del material de fabricación, podía ser mucho más complejo. Las impresoras 3D han dado solución a este problema, gracias a su compatibilidad con un sinfín de materiales de construcción.

Simplemente, necesitamos un material de impresión y un modelo digital para poder llevarlo a cabo. Por este motivo, decimos que las impresoras 3D han conseguido producir piezas, recambios o accesorios personalizados, atendiendo a las necesidades de los clientes más exigentes.

4.- Objetos inteligentes

El siguiente paso era construir objetos que viviesen por dentro, o también denominados objetos inteligentes. Parecía una locura de laboratorio, pero se ha llegado a su materialización, lo que supone una innovación en toda regla. Ahora, se pueden producir estructuras innovadoras construidas con materiales que tienen propiedades únicas.

Gracias a la posibilidad de imprimir cerámica, podemos crear ladrillos cuya función es refrigerar, por ejemplo. De esta forma, los objetos responden a estímulos, lo que muchos han denominado como impresión 4D u objetos inteligentes. Básicamente, se trata de productos que son fabricados con una función, como deformarse ante el calor, por ejemplo.

5.- Biotecnología

Se trata de poder crear partes del cuerpo, pero no superficiales, sino internas, como pueden ser órganos o vasos sanguíneos. Ya hay laboratorios que cuentan con impresoras 3D y que han imprimido vasos sanguíneos u órganos preparados para ser trasplantados. Desde ya, es posible imprimir venas, arterias, capilares o cualquier cosa relacionada con el cuerpo humano.

Esto ha sido posible gracias a empresas como Prellis Biologics o a investigadores como los de la Universidad de Carnegie Mellon.

 

6.- Materiales avanzados

El descubrimiento de materiales avanzados iba a llegar gracias a la impresión 3D, ya que la ciencia corre muy deprisa y la impresión 3D no se queda atrás. Empresas como Continuous Composites han utilizado la impresión 3D para producir fibra de carbono, lo que supone un avance científico porque se puede crear en muy poco tiempo, en comparación con lo que se requiere para fabricar fibra de carbono a día de hoy.

Además, la aparición de los “metamateriales” supone una innovación científica en toda regla que se ha dado gracias a esta tecnología. En el caso de la Universidad Tecnológica de Delft, se ha creado materiales auxéticos que permiten la impresión de partes del cuerpo complejas, como son los huesos, ya que requieren fuerzas y una sicomotriz determinada.

7.- Refugios

¿Quién iba a pensar que se iban a poder crear refugios a través de una impresora 3D? Ya lo digo yo, nadie. Sin embargo, ya se ha imprimido la primera casa 3D en tan sólo unas semanas, fabricada en cemento. De hecho, los científicos aseguran que un sistema 3D industrial es capaz de construir una casa entera en 20 ó 30 minutos; eso sí, toda de poliuretano.

Sin duda, esta innovación deja claro lo importante que es esta tecnología y las dimensiones que tiene.

8.- Aeronáutica

Por último, la innovación #8 tiene que ver con la aeronáutica, ya que esta tecnología ha empezado a fabricar partes de aviones, barcos, etc. Si a la impresión 3D le quedaba alguna limitación, la ha tumbado abajo gracias a este hito. Como supondréis, el sector productivo aeronáutico requiere de materiales de construcción muy complejos y difíciles de adquirir.

Hacemos referencia, por ejemplo, a material de nivel militar, el cual está preparado para las condiciones más extremas.

¿Qué os parece el camino que está cogiendo la impresión 3D?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *